Resumen

Una iniciativa para promover el aprendizaje significativo y para dinamizar el  currículo,  entendido este como la red de procesos y variables endógenas y exógenas que posibilitan la formación de los estudiantes, es el Aprendizaje Basado en Problemas (ABP).  Esencialmente esta metodología está enfocada en el análisis y evaluación de situaciones problemáticas y  el diseño e implementación de soluciones, de acuerdo con los alcances conceptuales adecuados para el curso donde se esté desarrollando.  En oposición a la clase magistral, las funciones del profesor son planear los problemas, facilitar información, asesorar a los estudiantes, motivar continuamente y evaluar los episodios  incrementales de los trabajos. Asimismo,  las actividades las realizan los estudiantes formando equipos pequeños, sus aprendizajes surgen desde sus interacciones con los problemas y la indagación continua es la característica fundamental en las clases. Con el objetivo de evaluar internamente la metodología y verificar si sus presupuestos pedagógicos  son reales, se ha diseñado un instrumento que se aplica a estudiantes y profesores para medir  sus percepciones sobre actitudes, conocimientos y actuaciones resultado del Aprendizaje Basado en Problemas (MACA-ABP).