Resumen

Las técnicas actuales de contratación requieren de instrumentos que respondan a la rapidez y el dinamismo del intenso tráfico comercial existente hoy día. La contratación en masa, a través de los contratos de adhesión, donde una de las partes impone incondicionalmente la totalidad de las reglas contractuales, se ha convertido en el fundamento básico de las condiciones de la economía de mercado y el flujo constante de productos, servicios y capitales que ha arrastrado consigo el auge de la globalización y el desmedido crecimiento empresarial. Sin embargo, este tipo de fórmulas negociables implican una notable restricción al principio de la libertad contractual de las partes, que incluso puede rayar en el abuso cuando se trata de contratos suscritos con consumidores, quienes no tienen alternativa diferente a la hora de acceder a los productos que ofrece el mercado.