Resumen

En el presente artículo se pretende demostrar que la idea de una justicia retributiva en Colombia, como única forma de lograr la solución de conflictos, obedece a patrones culturales, originados, entre otros, desde ámbitos jurídicos – académicos. En tal sentido se hace una reflexión de la inserción del modelo formalista, y su incidencia en  la formación de abogados, y en general de la sociedad. Las teorías propuestas desde la universidad son fruto de una tradición legalista, romano- germánica, que recoge la nación colombiana desde su génesis como ordenamiento normativo independiente. Habida cuenta de esto se establece que la aplicación de penas no ha generado la paz social, y que a su vez el estado colombiano durante diversas etapas no transcendió en favor de una paz diferente a la dejación de armas. No obstante tras el advenimiento de la constitución política de 1991 se modifican los conceptos imperantes en el sistema jurídico colombiano, así mismo influye en la idea de justicia que propende por la restauración de la víctima y no tanto en la naturaleza del delito o en la alta punibilidad. La misma carta magna fundamenta este cambio en los principios, valores y fines consagrados, específicamente en la dignidad humana y en la convivencia pacífica. En tal circunstancia se aborda el tema de la justicia restaurativa como elemento determínate para la resolución de conflictos en Colombia.  Y se considera que la implementación de esta conlleva a una paz estable y garantice el reconcilio social.