Resumen

La constitución de una familia es una motivación muy importante para los trabajadores. Sin embargo, la gestación  y la maternidad son tiempos de vulnerabilidad para las trabajadoras y sus familias. Las mujeres trabajadoras en estado de gestación   y las madres trabajadoras en período de lactancia requieren una especial protección para evitar daños a su salud o a la de sus hijos. Al mismo tiempo, requieren una protección que les garantice la continuidad de su empleo. El Estado reconoce y presta especial atención ante esta situación y tiene como iniciativa reconocer los derechos que se obtiene al iniciar la etapa de embarazo y


Como objetivo general se tiene la de describir  cuáles son los requisitos que exige el Ministerio del Trabajo para autorizar el despido de una mujer en Estado de embarazo. La estrategia metodológica utilizada para realizar esta investigación se enmarca en un enfoque descriptivo, cuantitativo-cualitativo, básicamente en las que se inscriben en el ámbito del Método Hermenéutico cuya finalidad es comprender e interpretar y se utilizó como técnica el análisis documental.  La principal conclusión que se destaca  es que para dar por terminado el contrato de trabajo, es necesario contar con la autorización previa del Ministerio del trabajo El despido de una mujer trabajadora que se halla en esta condición de embarazo, debe obedecer a una causal objetiva o una justa causa debidamente comprobada, además de la previa calificación de la autoridad administrativa competente