Resumen

La infección nosocomial es un problema sumamente costoso y potencialmente prevenible; se consideran adquiridas intrahospitalariamente (nosocomiales) aquellas que no se encontraban presentes o en incubación al tiempo del ingreso hospitalario y aquellas desarrolladas dentro de los primeros 30 días postquirúrgicos. Las infecciones nosocomiales constituyen un problema para las instituciones de salud el cual también es un indicador para determinar la calidad de atención que reciben los pacientes asociado con la morbilidad, mortalidad y costos hospitalarios por estos eventos. Una infección nosocomial es aquella documentada clínicamente después de 48 horas de estancia en el hospital y que no estaba presente al ingreso del paciente.